Se requiere Confirmación
Síguenos
POLICÍA NACIONAL DEL PERÚ
DIRECCIÓN ANTIDROGAS
Al iniciar mi mensaje, deseo agradecer a Dios por permitirme el privilegio de comandar una unidad policial élite conformada por lo más selecto de la policía nacional del Perú e imbuidos de alta mística, permitiéndonos que el país y el mundo observe con respeto y admiración los importantes logros que en materia de lucha contra este flagelo aportamos; con dedicación, al engrandecimiento de nuestra querida patria; nuestra participación garantiza el crecimiento sostenido de la economía nacional y muestra la importancia de esta lucha sin cuartel que el supremo gobierno instituye como política de estado.

Inicialmente el narcotráfico puede generar bienestar transitorio, el que acaba sumiendo en la desintegración de la familia; esta situación genera que el estado incremente el gasto público en la aplicación de políticas de prevención y aplicación de la ley que sanciona este delito, perjudicando el uso de recursos económicos en salud y educación; el desarrollo de actividades criminales en esta ilícita actividad a motivado el movimiento de capitales a operaciones económicas de blanqueo o lavado de activos; generando con ello el incremento de la violencia delictiva con el consecuente perjuicio a importantes actividades productivas.

Es por ello que la policía nacional del Perú en el ejercicio de sus funciones delega la responsabilidad de luchar contra este flagelo a la dirección ejecutiva antidrogas y en estrecha coordinación con operadores de justicia, aplica la legislación que reprime este delito; contando con el importante apoyo de la cooperación internacional desarrollamos operaciones de interdicción fluvial, helitransportada y terrestre, demostrando en el ámbito funcional el efectivo trabajo que la opinión pública nacional e internacional reconoce a la dirección ejecutiva antidrogas.

Nuestra lucha indesmayable en cada operación policial a nivel nacional da a conocer la magnitud y complejidad del problema del tráfico ilícito de drogas y el poder corruptor de estas organizaciones delictivas, por ello el mensaje del que soy portavoz es que, conocida la problemática, asumamos el reto de luchar por el Perú y el mundo sin drogas.

La erradicación de cultivos ilícitos de amapola o adormidera, cannabis y hoja de coca constituye para nosotros compromiso especial para estar vigilantes a su crecimiento; poniendo énfasis en el control para evitar el ingreso de insumos químicos a los valles de producción de estupefacientes coadyuvando de esta manera a atenuar los efectos perversos de esta actividad en la preservación del medio ambiente y alentando la sustitución de cultivos.

El delito de tráfico ilícito de drogas está generalmente vinculado a otras actividades delictivas tales como el terrorismo, el tráfico de armas, la trata de personas, la corrupción y el blanqueo de capitales; es por ello que gracias al apoyo y accionar de importantes instituciones ligadas a la lucha contra estas organizaciones delictivas desarrollaremos planes de acción que de manera conjunta influirán en el éxito de esta ardua tarea.

La profesión policial es una carrera y es un apostolado de servicio, cuya prédica se concreta en el cumplimiento de la misión asignada, enmarcada en el respeto y la protección a la dignidad demostremos nuestro compromiso con la patria y la sociedad, con trabajo, esfuerzo, voluntad y con el firme propósito de mantener el bien ganado prestigio de nuestra gran dirección… “La DIRANDRO” la unidad más respetada de la policía nacional del Perú.